La “Catita” busca a gemelo genético para curarse de aplasia medular, enfermedad que la ha tenido internada los últimos meses en la Unidad de Aislamiento Oncológico Infantil del Hospital Regional de Talca.

A principios de este año la vida de la familia Pérez Montesino cambió, su hija menor Catalina presentó problemas de salud y tras estar hospitalizada en Talca y Santiago se le diagnosticó una poco conocida enfermedad llamada aplasia medular, que es la desaparición de las células encargadas de la producción de la sangre en la médula ósea.

Esta grave enfermedad en la sangre produce anemia, tendencia a padecer infecciones y hemorragias, por lo que necesita constantes transfusiones, lo que ha causado que la pequeña de cinco años ha pasado los últimos meses internada en la Unidad de Aislamiento Oncológico Infantil en el Hospital de Talca.

Existen algunos tratamientos para la aplasia medular, pero lamentablemente en el caso de Catalina estos no dieron resultado y su única opción de cura es un trasplante de células madre sanguíneas, pero sus médicos no han encontrado a ningún donante compatible,

Por ello, la pequeña necesita encontrar a su “gemelo genético”, para poder realizar este trasplante. Su familia y amigos llaman a inscribirse en la web de la Fundación DKMS www.dkms.cl, donde tienen un banco de posibles donantes para trasplantes en el mundo.

Es un proceso muy fácil, ya que el test de compatibilidad es rápido e indoloro, no hay extracción de sangre y puede ayudar a salvar la vida de muchos niños y adultos, que enfrentan este tipo de enfermedades en la sangre.